jueves, septiembre 06, 2007

The Red Baron



Parece ser que tendremos una nueva película que ver los chiflados del aire, para finales de este año. Se estima que esté terminada el 8 de octubre. No creo que sea necesario contar, a nadie, cual es el tema de un film que tiene por título “The Red Baron”. Pero bueno, por si hay algún despistado, allá voy:

“The Red Baron”, o mejor dicho, el Barón Rojo (Manfred Von Richthofen) fue uno de los más afamados pilotos de combate de la Primera Guerra Mundial. No sólo se distinguió porque consiguiera un elevado número de victorias, sino porque se convirtió en un maestro adelantado de su profesión además de héroe de la Alemania de su época. Y como todo ídolo que se precie, murió siendo muy joven, a sólo unos días de poder cumplir 26 años.



Como es de esperar, una película de esta temática, no se sustenta en el canal comercial con sólo aviones y pilotos, así que habrá una trama amorosa de por medio, de eso puedes estar seguro.

Puedes obtener más información del film en estos enlaces:

Web Oficial del film
http://www.redbaron-themovie.com/

Blog en blogger
http://redbaron-themovie.blogspot.com/

Blog en MySpace
http://myspace.com/redbaron_themovie

La Productora de los efectos especiales
http://www.pixomondo.com/web/showreel/index.htm

Imágenes del rodaje
http://www.biplanes.de/bilderserien/red_baron/index.php



Últimamente no tengo el tiempo que quisiera para mis cosas, pero bueno esa es otra historia. No hace mucho, un día de esos en que salgo a buscar cosas interesantes por las librerías, me topé con un libro que de forma especial me llamó la atención. El Barón Rojo, Manfred Von Richthofen, “Autobiografía de sus hazañas”. En especial, fue este último párrafo el que me llamó la atención. ¿Autobiografía? No sé yo… pensé. Después de leerlo, he de decir que, no tengo claro si será muy autobiográfico o no, tengo mis dudas. Pero me resultó curioso el formato. El libro en cuestión, es de una primera edición del 2000 de Almena Ediciones; ISBN: 84-930713-4-X. Sus 112 páginas se leen de un tirón, cómodamente.

Siempre he leído controversias en lo referente a que hubiera más de un avión pintado de rojo en la escuadrilla de Manfred. Como posible aclaratoria, aquí va una pequeña parte de una de sus “hazañas” tal como aparece en el libro.

La escuadrilla aérea “AntiRichthofen”
(25 de Abril de 1917)

A los ingleses se les había ocurrido una idea feliz; se trataba de cogerme o derribarme; con este sólo objeto habían organizado una escuadrilla que volaba exclusivamente en el lugar donde nosotros operábamos. Reconocimos su propósito en el hecho de que atacaban especialmente nuestros aviones rojos.

Tengo que advertir que habíamos pintado de rojo todos los aparatos que componían nuestra escuadrilla de caza, pues había llegado a conocimiento del enemigo que yo volaba en un avión pintado de rojo chillón. Ahora ya volábamos todos en aparatos encarnados y me figuro la cara que pondrían los ingleses al observar que en lugar de ver un sólo avión de este color, veían una docena entera de ellos. Esto no les impidió intentar su ataque, lo cual me agradó sobremanera, pues es preferible que los “amigos” vengan a mí, a tener yo que ir a ellos.

Volábamos hacia el frente con la esperanza de encontrar al enemigo, cuando transcurridos unos veinte minutos llegaron los primeros adversarios y efectivamente, nos atacaron;…


Y para rematar este post, circulan rumores misteriosos en la red de redes, sobre una reencarnación del Red Baron a modo de RED BARON (2007). La verdad, no me extrañaría nada. Ya sucedió algo parecido con el film “FlyBoys”.

Si estás interesado en el Red Baron 3D, puedes descargarlo (268MB) desde SIERRA Alemania.

15 comentarios:

  1. la historia de amor, como no, sobraba. Pero no está mal, al menos saben que lso Albatros existen!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Gizmo,

    Pues si estas películas no tuvieran esa parte amorosa, a ver quien es el guapo que se atreve a llevar a la compañera para ver una de aviones y más aviones, y señores disparándose en el cogote. Lo más probable es que te quedases con las ganas. Jejeje... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3:37 a. m.

      Pues deja a la compañera en casa, colega mira que fácil. Luego la sacas más tarde le pagas un triste café y ya tiene polvo asegurado si le prometes matrimonio XDD

      Eliminar
  3. Un par de aclaraciones. Efectivamente, se trata de su autobiografía, editada en su momento como "Der Rote Kampfflieger", algo así como "El piloto de combate rojo". Por otro lado, es cierto que los pilotos del Jasta 11 pintaron sus aviones de rojo, aunque con colores distintos para los elevadores. Excepto Richthofen, su avion iba completamente de rojo, incluido el interior de las cruces de identificación. Un saludo. Felicitaciones por el blog.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:16 p. m.

    Me acabas de dar el alegron del dia, no solo por ser un fanatico de la primerga guerra mundial sino por tener varios modelos del Fokker Dr1 del Baron, dos de ellos de aeromodelismo.
    Y teneis razon, al igual que otra pelicula genial sobre la primera guerra mundial, pero esta vez con el escuadron Lafayette FLYBOYS, a la cual le sobran 45 minutos de estupida ñoñeria amoroso. ¡COÑO QUE ESTA FUE LA GUERRA DE TODAS LAS GUERRAS!, que mania con querer meter amores en mitad de la guerra como en PERLHARBOUR esta si qeu es mala.

    Lo dicho, un alegron.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que te alegre, anónimo ;-)

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:39 a. m.

    hola..primero que todo soy chilena estaba pasando por aquí y me gusto el blog...la pelicula por desgracia no ha llegado a Chile, pero vi el trailer en youtube, y debo decir que se ve bastante buena escepto por las escenas amorosas..ya que si bien es cierto el baron rojo tenia a una enfermera personal,no creo que se haya enamorado de ella...es muy adelantado a la epoca..pienso yo.
    Como en la mayoria de las peliculas es una de las estrategias del cine para que el publico se interese en la pelicula y la vea.
    Me gusta mucho la historia del baron rojo, pero me gustaría saber más, tambien me gusta la aviación en general.

    ResponderEliminar
  7. Claro que es una adaptación para el cine, y por lo tanto se cambian cosas para que sea más comercial.

    Ahora mismo no recuerdo nada que haya visto en cine que se atenga a la cruda realidad. La realidad es más aburrida, no tiene “glamour” y es muy cruel, nadie querría ver eso, y menos si es de tema bélico. Si hicieran una película real del Barón Rojo, tal cual, quizás quedaría, para el público en general, como un tío arrogante y un poco asesino, pues un buen piloto de caza termina quitando la vida a jóvenes novatos, a sabiendas de esto.

    A un piloto de caza se le enseña a eligir la presa más fácil y de menos riesgo, y si es posible, a atacar por sorpresa y por la “espalda”, y no como lo pintan en las pelis donde son unos héroes. Un piloto de caza que fuera de auténtico caballero y héroe, en plan “guay” moriría muy pronto y su historia no daría para hacer una película y menos para que le diera tiempo a ligarse una “novia”, jejeje…



    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias por contestar a mi comentario xD.....Lo que dices es cierto...

    Si bien es cierto muchos pilotos,inconcientemente eran unos asesinos, pero como tu bien dices, para eso los entrenaban, para atacar presas faciles.

    sin embargo, me gusta mucho el baron rojo, lo admiro,no por cuentos aviones derribo, sino por su perseverancia y valentía y claro, sus otros valores.
    ¿no se si me entiendes?

    todo tiene dos lados(positivo y negativo)

    saludos a ti..
    un gusto

    ResponderEliminar
  9. Gracias Sus,

    Gracias por dejar tu opinión sobre el Barón Rojo, es un placer saber que hay lectores interesados en los temas que trato.

    Y sí, tienes razón, a mí también me interesa la vida de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen.
    Pero quizás más desde un punto meramente militar. O sea como piloto de caza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Otra vez gracias.....

    tambien para mi es un placer saber que mis comentarios son respondidos....y que bueno que también te interese la vida de Manfred von Richthofen,además de a mi..heheh aunque sea desde un punto de vista militar xD.

    ¿Te importa si te agrego a mi blogger? no es tan espectacular como el tuyo pero...de a poco lo arreglaré.

    te devuelvo los saludos xDxD

    pd: Sabes tengo que hacer un presentación y quiero hablar del Baron rojo. aunque no te conosco mucho, deseame suerte, mejor dicho exito, por que la suerte no dura mucho.

    ResponderEliminar
  11. Pues sí Sus, puedes agregarme si quieres.

    Y como no, también te deseo éxito con tu blog. Ya me pasarás la url para visitarlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. entré a tu blog con mi cuenta creo que solo tienes que hacer click en mi nombre....

    y puedes dejar un comentario....

    saludos

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:53 a. m.

    La vi ayer, la verdad no la encontré muy buena. En comparación con lo que significó el Barón Rojo, claramente.
    La película es entretenida, pero deja muchos cabos sueltos y a veces cuando pasa de una escena a otra con un corte entremedio da la impresión de haberse perdido un pedazo de la película, pero no.
    También encontré desmoralizante el hecho de que siendo una producción germano-británica, con actores principalmente alemana, se haya hecho en inglés, probablemente con el interés de alcanzar un mayor público. Es terrible escuchar a Richtofen hablando en inglés británico, más aún si el actor es alemán.

    Las escenas de acción aérea están muy bien, salvo por la falta de realismo. Son muy entretenidas pero le quitan mérito a los pilotos de esa época. Si eran héroes en esas terribles dogfights es, entre otras cosas, porque volar una de esas máquinas no era nada fácil. Si uno de esos aviones subía la nariz un poco más de la cuenta se apagaba el motor. Eso no sucedía en la película, permitiendo acrobacias fuera de su época.

    La parte amorosa, totalmente desechable.

    Después de todo esto podría alguien preguntarme por qué me entretuvo. Bueno, es entretenida, los actores no eran malos, pero debió haber sido hecha de otra manera. Haberla hecho en alemán habría sido un buen comienzo.
    Rellenar los vacios la dejaría bastante aceptable.

    Saludos.
    Recomiendo The Blue Max, a pesar de ser muy hollywoodense de los 50 para su estilo, al menos las acrobacias son de verdad, creo que murió un piloto haciendo una de las escenas.

    ResponderEliminar